Ejercicio en la máquina de abdominales

Ejercicio en la máquina de abdominales

Ejercicio en la máquina de abdominales

Ejercicio en la máquina de abdominales nos sentamos en la máquina apoyando firmemente los glúteos y la zona lumbar de la espalda. Ejercicio en la máquina de abdominales en la que los  pies deben apoyarse en soporte elevado. Formando un ángulo aproximado de 90º de flexión respecto al tronco y las piernas. Graduamos el soporte de flexión a la altura del esternón bien por debajo del pecho o por encima de él. Cuanto más alejado esté este soporte del punto de palanca, mayor será la fuerza que deberemos imprimir para movilizar las cargas. En ella se recomienda para principiantes que dicho soporte se regule por debajo de la línea del pecho. Ejercicio en la máquina de abdominales  las manos deben quedar liberadas de cualquier soporte para así proyectar toda la efectividad del ejercicio sobre la zona abdominal.

Ejercicio en la máquina de abdominales

El movimiento adecuado debe imitar la acción de acercar las costillas a la pelvis.  Obligando a flexionar la espalda por la zona lumbar y dorsal. No es correcto hacer el ejercicio lanzando los hombros hacia las rodillas situando el eje de flexión en la zona pélvica. Para conseguir un efecto multiplicado de protección de la columna vertebral deberemos realizar la fase negativa del movimiento. Extensión o retorno a la posición inicial  haciendo especial énfasis a la retención del movimiento. De esta manera conseguimos una acción muscular excéntrica.  Para la musculatura de la espalda que favorece su tonificación. La secuencia respiratoria recomendada indica efectuar la fase de espiración en el momento de la flexión.

Sacando el aire por la boca y escondiendo los abdominales. Activación voluntaria del transverso y recuperando la inspiración por la nariz. Así iniciamos el movimiento de regreso  inflando el abdomen. Mediante esta ejecución voluntaria y metódica de las fases respiratorias potenciamos la correcta respiración abdominal. Entrenamos conscientemente a los músculos que la protagonizan, sobretodo el diafragma y el abdominal transverso. Debemos en todo momento, mantener los glúteos apoyados firmemente en el respaldo para respetar los ejes de movimiento correctos. En todo momento debemos ser conscientes y controlar el tono muscular adecuado para la musculatura sinergista. Sobretodo los trapecios y esternocleidomastoideo.En cualquier caso la carga escogida debe permitir la realización correcta de todo el movimiento.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Ortus Fitness utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies